Goteras: el invitado menos deseado del hogar.

Goteras: el invitado menos deseado del hogar

La primavera ha llegado. Y bajo su manto arrecian las tormentas. Precipitaciones que encuentran en cualquier recoveco una vía de entrada, en forma de goteras: el invitado menos deseado del hogar.

Su presencia afea el ambiente y también adultera la cálida esencia doméstica. Ese espacio donde encontrar comprensión y cobijo cuando los días húmedos asoman por la ventana. Por eso, ha llegado el momento de evitar su entrada.

Reparar las filtraciones

Conseguirlo es muy sencillo. Lo primero es localizar la filtración. Una tarea para la que sólo es necesario palpar con la mano aquellas zonas donde la pintura se ha oscurecido. Si su aparición es reciente, la humedad todavía podrá sentirse.

Con las goteras detectadas, es el momento de ponerle solución. La lógica hace presagiar que las tejas de la cubierta son su puerta de entrada. La composición de barro cocido de éstas facilita su rotura, desplazamiento o resquebrajamiento. Si esto ha ocurrido, la filtración está asegurada.

El siguiente paso es cubrir la grieta con una pasta especial para goteras. Con la ayuda de una espátula, la masa quedará extendida de manera uniforme.

Cuando el arreglo esté completamente seco, se debe aplicar una mano de pintura para que el techo y la pared queden totalmente renovadas. Se puede aprovechar este momento para cambiar el color de la habitación.

Revisa el caballete del tejado

Tras realizar la reparación en el interior de la vivienda, toca volver al tejado. El trabajo en las alturas consistirá en cambiar la teja quebrada por una nueva.

Para completar la tarea, conviene revisar que la cinta impermeable de debajo del caballete se encuentra en un estado óptimo para realizar su función. Si su aspecto presenta imperfecciones también será recomendable renovarlo.

La maña y la paciencia son los mejores aliados para realizar el saneamiento. Con esta sencilla labor, la cubierta de la vivienda estará preparada para afrontar con garantías las épocas de lluvias y evitar así las goteras: el invitado menos deseado del hogar.

 

En Tarifer | Prepara tu jardín de cara al buen tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *